FAQ
Consultas más frecuentes

 A continuación se muestra el listado de la consultas normativas más frecuentes:

Subtitle: 
Consultas más frecuentes

Tabs_FAQ

Ámbito territorial de la actividad de juego y normativa aplicable

  1. La concreción del ámbito territorial en el que se va a desarrollar la actividad de juego es fundamental en aras de determinar la normativa aplicable a dicha actividad, pudiendo ser ésta de ámbito estatal o autonómico.
     
  2. La actividad será de ámbito estatal cuando se desarrolle en todo el territorio del Estado o cuando, desarrollándose en el territorio de varias comunidades autónomas, no se pueda determinar la parte o proporción de dicha actividad imputable a cada una de las comunidades autónomas que las realiza (por todas, vid. STC 35/2012). En estos supuestos la normativa aplicable será la estatal.
     
  3. La actividad será de ámbito autonómico cuando se desarrolle dentro de los límites territoriales de una sola comunidad autónoma o cuando superándose los límites territoriales de dicha comunidad, se pueda determinar qué parte o proporción de la actividad corresponde a cada una de las comunidades en las que se realiza dicha actividad. En estos supuestos la normativa aplicable será la de la comunidad o comunidades correspondientes en cada caso.

Actividades de juego reguladas en la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego

A los efectos de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de Regulación del Juego (en adelante, LRJ), la actividad de juego es aquella en la que se arriesgan cantidades de dinero u objetos económicamente evaluables en cualquier forma sobre resultados futuros e inciertos, dependientes en alguna medida del azar, y que permitan su transferencia entre los participantes, con independencia de que predomine en ellos el grado de destreza de los jugadores o sean exclusiva o fundamentalmente de suerte, envite o azar.

Por lo tanto, para que una actividad quede bajo el ámbito de aplicación de la LRJ, debe reunir de manera concurrente los tres siguientes elementos:

1.PAGO por participar. La participación debe realizarse a título oneroso.

Por ello, se excluye del concepto de actividad de juego de azar todas aquellas actividades que aun reuniendo los otros dos elementos de la actividad de juego se realicen a título gratuito.

2.AZAR en la determinación del resultado.

El resultado sobre el que se arriesgan las cantidades de dinero o los objetos evaluables económicamente debe ser futuro e incierto y depender en alguna medida del azar. Las reglas de cada uno de los juegos o actividades de azar especificarán en qué momento se somete al azar la determinación del resultado.

Aquellas actividades en las que el azar no se articule como determinante en alguna medida del resultado no se considerarán actividades de juego (por ejemplo: la concesión de un premio a través de la valoración de un jurado nombrado ad hoc y con carácter previo a la actividad).

3.PREMIO transferido al participante ganador.

La consecuencia de resultar ganador en una actividad de juego es la transferencia o incorporación al patrimonio del participante ganador del dinero u objeto evaluable económicamente.  Los premios podrán ser en metálico o especie dependiendo de la modalidad de juego. Si no hay premio, no hay actividad de juego de azar.

Requisitos y costes de obtención de licencias generales

Consideraciones generales

1. Los interesados en desarrollar actividades de juego no ocasional deberán obtener, con carácter previo al desarrollo de cualquier tipo de juego, una licencia general por cada modalidad de juego que pretenda comercializar.

2. Asimismo, la explotación de cada uno de los tipos de juego incluidos en el ámbito de cada licencia general requerirá el otorgamiento de una licencia singular de explotación.

Requisitos y costes de obtención de licencias generales

3. La obtención de cualquier licencia general se realiza dentro de un procedimiento de otorgamiento de licencias generales establecido mediante una Orden Ministerial. Así, el actual pliego de bases de la convocatoria se aprobó por la Orden HFP/1227/2017, de 5 de diciembre, publicada en el Boletín Oficial del Estado del día 16 de diciembre de 2017.

4. En este pliego se especifican los requisitos que deben cumplir los solicitantes de licencias en lo relativo a personalidad, capital social, objeto social, etc.

5. Los solicitantes de licencias deberán ser sociedades anónimas de España o equivalentes de un país del Espacio Económico Europeo, con un capital social mínimo de sesenta mil euros y con objeto social único la organización, comercialización y explotación de juegos.

6. También se especifica la documentación a presentar por los interesados junto con sus solicitudes de licencias generales, así como el Contenido del Plan operativo a presentar por los solicitantes y el contenido del proyecto técnico del operador solicitante.

7. Los sistemas técnicos de los solicitantes deberán adaptarse a las previsiones contenidas en el Real Decreto 1613/2011, de 14 de noviembre, por el que se desarrolla la Ley 13/2011, de 27 de mayo, regulación del juego, en lo relativo a los requisitos técnicos de las actividades de juego, y en su normativa de desarrollo, en especial en la Resolución de 6 de octubre de 2014, de la Dirección General de Ordenación del Juego, por la que se aprueba la disposición por la que se desarrollan las especificaciones técnicas de juego, trazabilidad y seguridad que deben cumplir los sistemas técnicos de juego de carácter no reservado objeto de licencias otorgadas al amparo de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego.

8. La presentación de la solicitud de licencia general y de la documentación adjunta deberá realizarse por medios electrónicos a través del procedimiento previsto en la Sede Electrónica de la Dirección General de Ordenación del Juego. El plazo de presentación de solicitudes, de acuerdo con lo dispuesto en el pliego de bases, expirará el próximo 17 de diciembre de 2018, a las 13:00 horas.

Una vez que se cierre el plazo de presentación de solicitudes, ya no será posible presentar una solicitud de obtención de licencia general hasta que se publique una nueva convocatoria.

9. Los operadores interesados deberán presentar, en el momento de presentación de la solicitud, el documento que acredite la constitución de la garantía vinculada a cada licencia general que se solicite. El importe de las garantías a presentar es de dos millones de euros para la presentación de una solicitud de licencia general, salvo para el caso de licencia general de concursos, que es de quinientos mil euros.

10. En cuanto a las Tasas por la gestión administrativa del juego a satisfacer por la presentación de solicitud de licencia general, éstas serán las siguientes:

  • Tasa por la inscripción en el Registro de Concurrentes: dos mil quinientos euros por la solicitud de licencia general.
  • Tasa por la solicitud de licencia: diez mil euros por la solicitud de licencia general.
  • Tasa por la emisión de dictámenes técnicos: treinta y ocho mil euros por el total de licencias generales que se presenten.
  • Tasa por la inscripción en el Registro de licencias: dos mil quinientos euros por la solicitud de licencia general que finalmente se otorgue.

11. El plazo para la resolución de las solicitudes presentadas es de seis meses contados a partir del día siguiente a su presentación. El silencio administrativo tendrá efectos estimatorios.

12. En el plazo de cuatro meses contados a partir de la fecha de otorgamiento de la licencia general, los operadores deberán presentar el informe de certificación definitiva de los sistemas técnicos del operador, en la forma y condiciones establecidos en el Real Decreto 1613/2011,de 14 de noviembre, y en la Resolución de 6 de octubre de 2014, de la Dirección General de Ordenación del Juego, por la que se aprueba la disposición que establece el modelo y contenido del informe de certificación definitiva de los sistemas técnicos de los operadores de juego y se desarrolla el procedimiento de gestión de cambios.

Más información en Licencias de juego

Requisitos y costes de obtención de licencias singulares

Consideraciones generales

1. Los interesados en desarrollar actividades de juego no ocasional deberán obtener, con carácter previo al desarrollo de cualquier tipo de juego, una licencia general por cada modalidad de juego que pretenda comercializar.

2. Asimismo, la explotación de cada uno de los tipos de juego incluidos en el ámbito de cada licencia general requerirá el otorgamiento de una licencia singular de explotación.

Requisitos y costes de obtención de licencias singulares

3. La Orden HFP/1227/2017, de 5 de diciembre, prevé la posibilidad de que los interesados en la presentación de solicitudes de licencias generales puedan solicitar de forma simultánea licencias singulares correspondientes a tipos de juegos vinculados a esas licencias singulares. El eventual otorgamiento de estas licencias singulares estará supeditado al otorgamiento de la licencia general a la que se encuentren vinculadas.

4. En caso de que no se presenten las solicitudes de licencias singulares de forma simultánea a la de licencias generales, no será posible presentarlas hasta que se haya resuelto el otorgamiento de estas últimas.

5. El procedimiento para la solicitud de licencias singulares se regula en la Resolución de 1 de diciembre de 2017, de la Dirección General de Ordenación del Juego, estableciendo el procedimiento de solicitud y otorgamiento de las Licencias Singulares para el desarrollo y explotación de los distintos tipos de actividades de juego.

6. No será precisa la constitución de garantías adicionales correspondientes a las licencias singulares en el momento de la presentación de las solicitudes.

7. En cuanto a las Tasas por la gestión administrativa del juego a satisfacer por la presentación de solicitudes de licencias singulares, éstas serán las siguientes:

  • Tasa por la solicitud de licencia: diez mil euros por la solicitud de licencia singular.
  • Tasa por la inscripción en el Registro de licencias: dos mil quinientos euros por la solicitud de licencia singular que finalmente se otorgue.

8. El plazo para la resolución de las solicitudes presentadas es de seis meses contados a partir del día siguiente a su presentación. El silencio administrativo tendrá efectos estimatorios.

9. En el plazo de cuatro meses contados a partir de la fecha de otorgamiento de la licencia singular, los operadores deberán presentar el informe de certificación definitiva de los sistemas técnicos del operador, en la forma y condiciones establecidos en el Real Decreto 1613/2011,de 14 de noviembre, y en la Resolución de 6 de octubre de 2014, de la Dirección General de Ordenación del Juego, por la que se aprueba la disposición que establece el modelo y contenido del informe de certificación definitiva de los sistemas técnicos de los operadores de juego y se desarrolla el procedimiento de gestión de cambios.

Más información en Licencias de juego

Rifas permanentes o no ocasionales

Concepto de rifa

1. Se entiende por rifa aquella modalidad de juego consistente en la adjudicación de uno o varios premios mediante la celebración de un sorteo o selección por azar, entre los adquirientes de billetes, papeletas u otros documentos o soportes de participación, diferenciados entre sí, ya sean de carácter material, informático, telemático o interactivo, en una fecha previamente determinada, y siempre que para participar sea preciso realizar una aportación económica.

2. El objeto de la rifa puede ser un bien mueble, inmueble, semoviente o derechos ligados a los mismos, siempre que no sean premios dinerarios.

Concepto de rifa de carácter permanente o no ocasional

3. Se entiende por rifa de carácter permanente o no ocasional aquella que se celebra periódica o permanentemente, o que forma parte de la actividad ordinaria de un operador de juego, siempre que su periodicidad sea inferior a la anual.

¿Puedo desarrollar una actividad de rifa de carácter permanente o no ocasional?

4. El desarrollo de rifas de carácter no ocasional o permanente, como el de cualquier otra actividad de juego, requerirá la previa obtención de las correspondientes licencia general y singular, de acuerdo con lo establecido en la Ley de regulación del juego y en su normativa de desarrollo.

5. No obstante, en el momento actual no se ha llevado a cabo el desarrollo normativo de la modalidad de rifas permanentes, por lo que no resulta posible la organización y comercialización de Rifas no ocasionales.

6. Por tanto, de acuerdo con la normativa vigente en el momento actual, la actividad de realización de rifas de carácter no ocasional o permanente tendrá la condición de prohibida.

Más información en Rifas, juego ocasional y combinaciones aleatorias con fines publicitarios

Rifas ocasionales o de carácter esporádico

Concepto de rifa

1. Se entiende por rifa aquella modalidad de juego consistente en la adjudicación de uno o varios premios mediante la celebración de un sorteo o selección por azar, entre los adquirientes de billetes, papeletas u otros documentos o soportes de participación, diferenciados entre sí, ya sean de carácter material, informático, telemático o interactivo, en una fecha previamente determinada, y siempre que para participar sea preciso realizar una aportación económica.

2. El objeto de la rifa puede ser un bien mueble, inmueble, semoviente o derechos ligados a los mismos, siempre que no sean premios dinerarios.

Rifa de carácter ocasional o esporádico

3. Rifa ocasional o esporádica es aquella que no se celebra periódica o permanentemente o, existiendo periodicidad, esta es, como mínimo, anual, dándose las siguientes circunstancias:

  • Al tener periodicidad como mínimo anual una misma persona o entidad sólo puede hacer como mucho una rifa ocasional al año.
  • La realización de rifas no forma parte de la actividad habitual de la persona o entidad que las organiza.

4. Por tanto, una rifa ocasional será aquella que se realice de forma no periódica o como máximo una vez al año siempre que no forme parte de la actividad ordinaria de la entidad o persona que las organiza.

Procedimiento para presentar solicitud de autorización

5. El desarrollo de rifas de carácter ocasional, requerirá la previa obtención de la correspondiente autorización.

6. Está prohibida la participación en actividades de juego a los menores de edad, tanto en la compra como en la comercialización de los soportes de participación. La participación de los menores en alguna de las fases de la rifa podrá constituir una vulneración de la normativa en materia de juego que podrá implicar la correspondiente sanción administrativa.

7. Las solicitudes de autorización de rifas podrán ser presentadas por personas físicas o jurídicas cuya actividad habitual no consista en la realización de actividades de juego.

8. Las solicitudes se presentarán a través de la Sede electrónica de la Dirección General, mediante el trámite denominado Solicitud de Autorización de Juego Ocasional (Rifas). En el caso de solicitudes presentadas por personas físicas, podrá optarse por la comunicación con la Administración de forma no electrónica, mediante la presentación de sus solicitudes y de la documentación adjunta en el registro de la Dirección General de Ordenación del Juego, C/ Atocha, 3, 28071, Madrid, de forma presencial o a través del correo postal.

9. En la solicitud deberán constar los datos relativos a la persona, sociedad, entidad o asociación que solicita la rifa, su dirección a efectos de notificación, y una solicitud para realizar actividades de publicidad, promoción o patrocinio.

10. Las solicitudes deberán aportarse documentación acreditativa de los siguientes extremos:

  • Documentación acreditativa de la personalidad del solicitante, o de su capacidad de representación cuando la rifa se solicite en nombre de entidades, empresas o asociaciones.
  • Documentación que justifique que quien solicita la rifa se encuentra al corriente de las obligaciones fiscales y de Seguridad Social.
  • Documentación justificativa de la propiedad y la disponibilidad del premio o premios ofrecidos.
  • Bases de la rifa, en las que deberán constar, entre otros, la descripción con el necesario detalle del premio ofrecido, su valoración, la forma de venta y el precio de los soportes de participación, y la fecha y forma del sorteo.
  • Modelo del soporte de participación.

11. Los documentos concretos que deben presentarse se encuentran indicados en la web de la Dirección General de Ordenación del Juego.

Régimen fiscal

12. La presentación de solicitudes de autorización de rifas ocasionales está gravada con una Tasa por la gestión administrativa del juego de 100 Euros.

13. Las personas, físicas o jurídicas, que realicen Rifas estarán sujetos al pago del Impuesto sobre actividades de juego, correspondiéndole un tipo de gravamen del 20% de los ingresos netos obtenidos derivados de su organización o celebración. Este tipo puede ser del 5% en el caso de rifas declaradas benéficas o de interés público.

14. Una rifa podrá ser declarada de interés público cuando quien la solicite sea una entidad inscrita y declarada de utilidad pública en el Registro Nacional de Asociaciones del Ministerio del Interior o en uno de los registros similares de las Comunidades Autónomas. Igualmente, se valorará la declaración de una rifa como rifa benéfica o de interés público cuando quien la solicite sea una entidad sin fines lucrativos y el destino previsto para los fondos será una de las actividades previstas para las entidades sin fines lucrativos en la Ley de incentivos fiscales al mecenazgo.

15. Asimismo, la persona física o jurídica que desarrolle y comercialice la rifa estará obligada al cumplimiento de las obligaciones surgidas en materia del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, en concreto, en relación con la obligación de practicar la retención correspondiente al ganador del premio. En el momento actual esta retención asciende al 19 % del valor de mercado del premio ofrecido en la rifa.

16. Igualmente, la persona física o jurídica que organice y desarrolle la rifa deberá cumplir con sus propias obligaciones fiscales como consecuencia de la posible pérdida o ganancia patrimonial originada por la propia rifa.

17. La gestión, recaudación, liquidación e inspección del impuesto corresponderá a la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Más información en Rifas, juego ocasional y combinaciones aleatorias con fines publicitarios

Actividades de afiliación

  1.  La actividad de afiliación se entiende como la actividad de promoción o captación de potenciales clientes para un operador de juego.
     
  2. Las empresas que realicen exclusivamente actividades de afiliación, siempre que no realicen el registro de clientes ni mantengan un contrato o cuenta de juego con los mismos, no tendrán que obtener título habilitante.
     
  3. Los afiliados deberán constatar que quien solicite la inserción de los anuncios o reclamos publicitarios dispone del correspondiente título habilitante expedido por la autoridad encargada de la regulación del juego y que éste le autoriza para la realización de la publicidad solicitada, absteniéndose de su práctica si careciera de aquél. A efectos de obtener la información relativa a operadores y títulos habilitantes obtenidos, puede acudirse a la web de la autoridad encargada de la regulación del juego, que mantendrá dicha información actualizada.
     
  4. Por último, es importante reseñar que los operadores de juego serán responsables por la infracción de la normativa y de los requisitos exigibles a la actividad publicitaria y promocional del juego, que sean cometidas por las empresas que desarrollen la actividad de afiliación, cuando la actividad publicitaria y promocional del juego se haga por cuenta o encargo de aquéllos.

 

Combinaciones aleatorias con fines publicitarios o promocionales

Definición y características principales

1. Una combinación aleatoria con fines publicitarios o promocionales (en adelante CAFPP) es un tipo de sorteo que cumple con cada uno de los siguientes requisitos:

a) Tiene por finalidad promocionar o publicitar un producto o servicio de cualquier tipo.

b) El participante sólo tiene que consumir el producto o el servicio que se publicita o promociona. Es decir, no existe ningún otro tipo de sobreprecio o tarificación específica, más allá del que deriva del consumo del producto publicitado o promocionado.

c) El sorteo en cuestión es aleatorio.

d) A resultas del sorteo, el participante puede obtener un premio, en metálico, especie o servicio.

2. Para la realización de una CAFPP no es precisa la obtención de licencia o autorización alguna, ni la realización de comunicación previa a la Dirección General de Ordenación del Juego.

3. En caso de que el sorteo que quiera realizarse no cumpla todos los requisitos previstos en el apartado 1, podríamos estar, bien ante una actividad puramente mercantil o civil, bien ante una actividad de juego regulada en la Ley 13/2011, que podría precisar de una autorización específica de la Dirección General de Ordenación del Juego.

4. En todo caso, la realización de una CAFPP quedará sometida, además, a las normas generales del derecho mercantil y civil que les puedan resultar de aplicación, sin perjuicio del tratamiento fiscal específico que se explica a continuación.

Consideraciones específicas sobre determinadas CAFPP

5.  Cuando todos los participantes en el sorteo obtengan un premio y, además, éste sea idéntico para todos ellos, no existe la aleatoriedad exigida a las CAFPP.  En este preciso caso, tampoco existiría actividad de juego sometida a autorización y supervisión de la DGOJ, al no existir azar.

6. Cuando sea un jurado el que, con carácter previo a la actividad, adjudique el premio, sin que exista ningún factor de suerte o azar previo, complementario o posterior al fallo o dictamen del jurado, no existe la aleatoriedad exigida a las CAFPP.

Tratamiento fiscal

7. Las personas, físicas o jurídicas, que realicen CAFPP están sujetas al pago del Impuesto sobre actividades de juego, en las condiciones y con el tipo de gravamen que se establece en la Ley 13/2011.
El tipo de gravamen es el 10 % del importe total del valor de mercado de los premios ofrecidos o ventajas concedidas a los participantes.

La gestión, recaudación, liquidación e inspección del impuesto correspondiente a las combinaciones aleatorias con fines publicitarios o promocionales corresponde a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

Para las solicitudes de liquidación administrativa del impuesto, los organizadores de una CAFPP deben dirigirse a cualquiera de las delegaciones o administraciones de la AEAT.

La documentación requerida para formalizar la liquidación del Impuesto de Actividades del Juego será la que fije la AEAT. En todo caso, resulta precisa, al menos, la identificación de la persona física o jurídica que resulte sujeto pasivo del impuesto a título de contribuyente, un ejemplar de las bases de la CAFPP y la justificación de la determinación del valor de mercado de los premios ofrecidos o ventajas concedidas.

Una vez notificada la liquidación administrativa practicada, el pago deberá realizarse en la forma y los plazos fijados por la AEAT.

8. Los ganadores de un premio proveniente de la participación en una CAFPP deben declarar dicha circunstancia en su declaración del IRPF.

Los premios derivados de una CAFPP constituyen un incremento patrimonial según lo establecido en la normativa vigente del IRPF.

Como consecuencia de lo anterior, los organizadores de CAFPP estarán obligados a la constitución de las retenciones correspondientes a los ganadores, cuando los premios que les hayan correspondido individualmente superen el valor de 300 €.

Más información en Rifas, juego ocasional y combinaciones aleatorias con fines publicitarios

Liquidación de la tasa del juego

En relación con la liquidación de la tasa por la gestión administrativa del juego, prevista en el artículo 49 de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego y en el marco de lo establecido en la Orden HAP/1995/2014, de 29 de octubre, por la que se aprueba el pliego de bases que regirán la convocatoria de licencias generales para el desarrollo y explotación de actividades de juego de la Ley 13/2011 se aplicarán los siguientes criterios: 

A) En el caso de un operador que en la actualidad no tiene ninguna licencia general, y solicita una licencia general y X licencias singulares, debe liquidar los hechos imponibles de los apartados b, c y d del art. 49.2 de la Ley 13/2011 por los siguientes importes (en el momento de la solicitud):

a. Emisión de dictámenes técnicos de evaluación Número de dictámenes: 1 Cuota: 38.000 IMPORTE INGRESAR: 38.000

b. Inscripción en el Registro General de Licencias Número de licencias (generales) solicitadas: 1 Cuota: 2.500 IMPORTE A INGRESAR: 2.500

c. Solicitud de licencias o autorizaciones Número de licencias solicitadas: 1+X Cuota: 10.000 IMPORTE A INGRESAR: (1+X) 10.000

B) Operador que en la actualidad no tiene ninguna licencia general, y solicita dos licencias generales y X licencias singulares, debe liquidar los hechos imponibles de los apartados b, c y d del art. 49.2 de la Ley 13/2011 por los siguientes importes (en el momento de la solicitud):

a. Emisión de dictámenes técnicos de evaluación Número de dictámenes: 1 Cuota: 38.000 IMPORTE INGRESAR: 38.000

b. Inscripción en el Registro General de Licencias Número de licencias (generales) solicitadas: 2 Cuota: 2.500 IMPORTE A INGRESAR: 5.000

c. Solicitud de licencias o autorizaciones Número de licencias solicitadas: 2+X Cuota: 10.000 IMPORTE A INGRESAR: (2+X) 10.000

C) Operador que ya cuenta con una licencia general, y solicita ahora una licencia general diferente a la que ya posee y X licencias singulares, debe liquidar los hechos imponibles de los apartados b, c y d del art. 49.2 de la Ley 13/2011 por los siguientes importes (en el momento de la solicitud):

a. Emisión de dictámenes técnicos de evaluación Número de dictámenes: 1 Cuota: 38.000 IMPORTE INGRESAR: 38.000

b. Inscripción en el Registro General de Licencias Número de licencias (generales) solicitadas: 1 Cuota: 2.500 IMPORTE A INGRESAR: 2.500

c. Solicitud de licencias o autorizaciones Número de licencias solicitadas: 1+X Cuota: 10.000 IMPORTE A INGRESAR: (1+X) 10.000

D) Operador que ya cuenta con una licencia general y solicita X licencias singulares vinculadas a la licencia que ya posee, debe liquidar el hecho imponible del apartado d del art. 49.2 de la Ley 13/2011 por los siguientes importes (en el momento de la solicitud):

a. Solicitud de licencias o autorizaciones Número de licencias solicitadas: X Cuota: 10.000 IMPORTE A INGRESAR: 10.000 X

Con independencia de las liquidaciones anteriores, que deben efectuarse con la solicitud de las correspondientes licencias, en el momento de notificarse la Resolución de concesión de licencia provisional, se requerirá al operador de juego correspondiente, para que efectúe el ingreso de la tasa del apartado c) del art. 49.2 en concepto de inscripción en el Registro General de Licencias, por cada una de las licencias generales o singulares concedidas, por un importe de 2.500 euros cada una de ellas.

Por último, en relación con el momento del devengo del hecho imponible previsto en el apartado b) del artículo 49.2. de la Ley 13/2011, éste se produce con la solicitud de licencias generales en cada procedimiento de convocatoria de licencias generales para el desarrollo y explotación de actividades de juego de la Ley 13/2011, y con independencia del número de licencias generales que se soliciten, de modo que:

- Si un operador ya cuenta con una licencia general otorgada en el procedimiento de 2012, debe abonar la tasa relativa a la emisión de dictámenes técnicos de evaluación si solicita ahora una nueva licencia general.

- Si solicita únicamente una licencia singular, no debe abonar la tasa relativa a la emisión de dictámenes técnicos de evaluación, sino únicamente la tasa por el apartado d) del art. 49.2 de la Ley 13/2011 en concepto de solicitud de licencias o autorizaciones.

Alcance de la prohibición de ofrecer apuestas en eventos protagonizados por menores de edad

El 22 de julio fue publicada en el «Boletín Oficial del Estado» la Resolución de 11 de julio de 2019, de la Dirección General de Ordenación del Juego, por la que se prohíbe ofrecer apuestas sobre eventos que sean protagonizados exclusiva o mayoritariamente por menores de edad.

En esta Resolución se determinan dos reglas específicas y diferenciadas entre sí: una para competiciones dirigidas exclusivamente a personas con 18 años o menos y otra para todos los eventos ofertados por un operador.

Un evento, tal y como se encargan de especificar las órdenes ministeriales que regulan las modalidades de apuestas reguladas, es un acontecimiento, deportivo o de otra clase, previamente determinado por el operador en su programa y que se desarrolla en el marco de una competición deportiva o de otro tipo o al margen de ella. Esta Resolución afecta, por tanto, a las apuestas sobre competiciones o eventos, pero no a las apuestas sobre hechos o circunstancias que forman parte o se desarrollan en el marco de aquéllos, que podrán ofrecerse siempre y cuando el evento o la competición en las que se enmarquen esté permitido.

A continuación, se explicita el modo en que estas dos reglas (competición y evento) deben ser aplicadas por aquellos operadores que estén comercializando alguno de las modalidades de apuestas permitidas por la legislación vigente.

  • Competiciones dirigidas exclusivamente a personas con 18 años o menos:

En este caso, se prohíbe ofrecer apuestas sobre todos los eventos de dicha competición, pues en ellos existe un riesgo especialmente significativo de que la gran mayoría de los eventos ofertados acaben siendo protagonizados por menores de edad.

  • Eventos protagonizados exclusiva o mayoritariamente por participantes menores de edad.

Esta regla debe aplicarse a todos y cada uno de los eventos ofertados por un operador en su programa de apuestas, aplicando las siguientes reglas interpretativas:

  • Los participantes en un evento son todos aquellos jugadores o competidores que pueden llegar a formar parte de dicho evento. A efectos prácticos, en las competiciones por equipos este concepto incluirá a todos los convocados al evento en cuestión, es decir, a los titulares y a los suplentes de cada uno de los equipos involucrados en el evento. En las competiciones individuales la precisión realizada no resultaría de aplicación en la medida en que en esta clase de competiciones no existen, en principio, suplentes convocados o clasificados para las distintas rondas o eventos que la conforman.
  • Un evento es protagonizado mayoritariamente por menores de edad cuando en él tienen menos de 18 años, al menos, la mitad más uno de todos los participantes en dicho evento, es decir, cuando más del 50% del total de jugadores convocados al evento son menores de 18 años.

Se ofrecen a continuación algunos ejemplos prácticos de aplicación de esta prohibición:

  • Tenis: un partido de tenis individual no será protagonizado por menores de edad cuando en dicho partido solo uno de los contendientes tenga menos de 18 años. Un partido de dobles en tenis no será protagonizado por menores de edad cuando en ese evento solo dos jugadores tengan menos de 18 años.
  • Fútbol: un partido será protagonizado por menores de edad cuando en la convocatoria de dicho partido, de un total de 44 jugadores convocados (22 por cada equipo), al menos 23 tengan menos de 18 años.

Guía para la utilización de logotipos de la DGOJ

En relación con el uso de los cuatro logotipos que la DGOJ pone a disposición pública, la normativa de juego no establece expresamente un criterio sobre su utilización. Sin embargo, el significante de esos logos está vinculado al cumplimiento de determinados objetivos fijados por la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego (LRJ) (como las políticas de juego responsable y la protección de los consumidores -art. 8.1-), o de ciertas obligaciones vinculadas a ellos (las prohibiciones subjetivas de acceso al juego ¿art. 6.2-; las reconocidas en el pliego de bases -art. 10.1.a-, o la presentación de un plan operativo -art. 10.2). Estos objetivos y obligaciones legales nos permiten trasladar algunos criterios para el uso de los logotipos, y que van ligados a la distinta finalidad a la que responden cada uno de ellos. Así:

Logotipos sobre menores de edad y la autoprohibición.

Se corresponden con prohibiciones subjetivas para participar en los juegos regulados en la Ley 13/2011 (a los menores de edad -art. 6.2.a LRJ-, y a los comúnmente denominados “autoprohibidos” -art. 6.2.b LRJ-), y se ha dispuesto la disponibilidad de los mismos a través de su descarga toda vez que se considera recomendable su utilización por los operadores. Con ello se persigue ofrecer símbolos uniformes e inequívocos de utilización general en el sector.

Logotipo del sello Juego Seguro.

El sello de "Juego Seguro" es una marca creada por la DGOJ para que sea utilizada únicamente por los operadores de juego que tengan licencia estatal otorgada por la DGOJ para desarrollar actividades de juego, y que supone una garantía de que el juego está regulado, supervisado y controlado por esta Dirección General, y que asegura que el juego es justo, que los operadores legales son fiables y que se cumplen todos los requisitos de solvencia, seriedad y control que impone la legislación de juego del Estado, en este caso la Ley 13/2011, de 27 de mayo y su desarrollo reglamentario. En este caso, ese sello únicamente podrá ser utilizado por los operadores de juego con licencia estatal, con lo que su uso aunque facultativo es altamente recomendable para esos operadores. Por otra parte, las empresas que no hayan obtenido título habilitante (licencia o autorización) otorgado por el Estado no podrán utilizar el sello "Juego Seguro" antes referido.

Logotipo del portal web jugarbien.es.

La titularidad del dominio en Internet http://www.jugarbien.es corresponde a la DGOJ, y su contenido responde al objetivo de la DGOJ de proporcionar información precisa y adecuada sobre las actividades de juego, los principios de juego responsable, la protección del consumidor y la prevención o mitigación de los posibles efectos perjudiciales que pueda producir el juego sobre las personas. Por ello, se entiende que a efectos de las obligaciones de información establecidas en el art. 8.1 LRJ (letras a, b y c), el uso de ese logotipo y su enlace es recomendable para los operadores, sin perjuicio de que puedan ampliar esa información a través de otros contenidos que el operador estime oportuno incluir.